Servicios Agropecuarios de la Costa S.A. de C.V.

¿Cómo funcionan los herbicidas orgánicos?

Los herbicidas orgánicos están hechos de ingredientes naturales. Son herbicidas libres de químicos. Existen tres tipos principales que son comúnmente utilizados: ácidos, ácidos grasos, inhibidores de crecimiento y sal.

Grupo SACSA mediante este artículo le explicará en qué consisten estos tipos de herbicidas que le ayudarán a entender el funcionamiento de los mismos.

Ácido

Los herbicidas con ácido contienen ingredientes como limón, lima o vinagre. La concentración ácida del herbicida orgánico es usualmente del 15 al 20 por ciento. Este se rocía directamente sobre las hojas de la hierba. El ácido destruye la capa protectora de las hojas que toca, haciendo que estas mueran. El ácido puede también caer en las raíces haciendo que muera la planta. Debe tener cuidado y evitar rociar herbicida ácido directamente sobre las plantas que desea conservar, pues matará cualquier planta que toque.

Ácidos grasos

Los herbicidas de ácidos grasos disuelven las membranas de las hojas de las plantas, que causa que se sequen y mueran. Un ingrediente común en este tipo de herbicidas es la grasa ácida del jabón de coco. Como cualquier herbicida ácido, los ácidos grasos matarán cualquier planta que toquen. Evite rociar plantas que quiere conservar.

Inhibidores de la germinación

El inhibidor de germinación natural más utilizado es la harina de gluten de maíz. Esta previene que las nuevas plantas crezcan, pero no dañará a las que ya tienen un sistema de raíz. Viene en forma de polvo o bolitas. Se esparce sobre el área para prevenir que crezcan nuevas hierbas o para matar a las que han salido pero que aún no desarrollaron la raíz. Lo bueno del gluten de maíz es que puede esparcirse sobre otras plantas sin dañarlas. Sólo evitará el crecimiento de nuevas semillas.

Sal

Las variedades de rocas de sal son usadas como herbicida salino. La sal deshidrata las hojas de las plantas, lo que las mata. Si la sal se aplica a la tierra, deshidratará las raíces y también las matará. Debe tener cuidado cuando aplique sal a la tierra. Esta permanece en ella y una aplicación recurrente hará que la tierra quede inutilizable para que la planta crezca. Si se aplica mucha sal en una zona, ésta puede esparcirse a la tierra que la rodea y matar las plantas que desea conservar. La sal funciona mejor en zonas donde no se desea que crezcan plantas.

 

Así que sí usted tiene la duda de qué tipo de fertilizante debe inyectarle a su suelo primeramente busque la asesoría de un profesional en la materia, permítanos poner a su disposición una amplia gama de servicios a través de nuestros asesores técnicos SACSA llamando al teléfono (672) 727 1221 o visitando nuestras instalaciones en Carretera. J. Aldama No. 1620 Poniente en Navolato, Sinaloa, México.

 

Nosotros nos ocupamos de todo. Usted tranquilo.

 

 

 

NOTICIAS-2016-Como-funcionan-los-herbicidas-organicos-02

Los comentarios están cerrados.