Servicios Agropecuarios de la Costa S.A. de C.V.

Por qué consumir lo de temporada

Sin duda alguna comer una naranja en invierno no es lo mismo que hacerlo en verano. Aunque a primera vista parezca la misma fruta, en el primer caso estarás consumiendo un producto de temporada, más sano, más sabroso y más respetuoso con el medio ambiente. A continuación en GRUPO SACSA con información de Conciencia ECO te damos en este artículo cinco razones para que consumas productos de temporada en la fecha que les corresponda.

  1. Las frutas y verduras de temporada son más saludables

La naturaleza es muy sabia: nos ofrece en cada estación los alimentos que necesitamos para nuestro organismo. Por ejemplo, en invierno encontramos frutas de temporada ricas en vitamina C que nos ayudan a fortalecer nuestras defensas (naranjas, mandarinas, kiwis, etc). Y en verano, priman los productos de temporada ricos en agua, como la sandía, el melón o la pera cuyas propiedades nos protegen de las altas temperaturas. Todas las frutas de temporada son más saludables que las criadas en invernaderos, ya que han crecido de forma natural sin el uso de productos que les ayude a crecer. De esta forma conservan mejor sus propiedades nutricionales y su aporte de vitaminas y minerales.

  1. Los productos de temporada son más sabrosos

Este tipo de alimentos se recogen en su punto óptimo de maduración y eso se nota en el paladar: su textura, sus colores y su sabor son mucho más intensos.

  1. Las frutas y verduras de temporada son más baratas

Producir un membrillo en verano o un repollo morado en invierno es menos costoso que hacerlo fuera de temporada. No sólo porque se evitan costos de transporte y almacenamiento, sino porque en temporada, hay mayor oferta. Todo ello se traduce en que el consumidor final pague precios más bajos.

  1. Los productos de temporada son más ecológicos

Los productos frescos no necesitan recorrer grandes distancias para llegar al consumidor como sí ocurre con los alimentos importados. Eso hace que las emisiones de transporte de CO2 se reduzcan considerablemente. Además, este tipo de alimentos saludables no necesitan cámaras frigoríficas para su conservación, ya que su consumo es casi inmediato, lo que también ahorra una gran cantidad de energía.

  1. Contribuye al desarrollo de la economía local.

La demanda de frutas y verduras de temporada fomentan la agricultura local y ayuda a los pequeños negocios relacionados a crecer y mantener sus puestos de trabajo en entornos rurales.

Si usted amigo agricultor siembra frutas, GRUPO SACSA conoce su preocupación por obtener los mejores resultados en sus cosechas, por ello ponemos a su disposición nuestros servicios llamando al teléfono (672) 727 1221 o visitando nuestras instalaciones en Carretera. J. Aldama No. 1620 Poniente en Navolato, Sinaloa, México.

Nosotros nos ocupamos de todo. Usted tranquilo.

Los comentarios están cerrados.