Servicios Agropecuarios de la Costa S.A. de C.V.

Ventajas y desventajas de agroquímicos

Los químicos agrícolas, o “agroquímicos”, son cualquiera de una serie de químicos ideados para controlar pestes y aumentar los cultivos. Los fertilizantes, como el amoníaco o el estiércol animal, aumentan los cultivos. Los químicos, como los insecticidas y herbicidas, ayudan a controlar la presencia de plantas o insectos no deseados. Muchos agroquímicos son tóxicos, y todos tienen un impacto tanto en el medio ambiente como en los cultivos.

Mediante este artículo, Grupo SACSA le dará a conocer cuáles son las ventajas y desventajas que conlleva el utilizar agroquímicos en sus cultivos.

Ventaja: Aumento de cultivo

La razón principal por la que los agricultores usan químicos es para cultivar frutas y vegetales más grandes. Los agroquímicos fertilizantes inyectan químicos de nutrientes muy necesarios, tales como nitrógeno o potasio, directamente en la tierra para ayudar a las plantas a crecer. Los distintos tipos de herbicidas matan a las malezas innecesarias, permitiendo sólo que la planta elegida crezca sin competencia por comida. Los pesticidas aplicados periódicamente también hacen que la planta sea venenosa a insectos y otras criaturas que intenten comer las hojas o frutas.

Desventaja: Condiciones de la tierra insostenibles

El nitrógeno suele considerarse como un fertilizante altamente efectivo y económico. No obstante, el uso repetido del químico puede causar un desequilibrio en el pH de la tierra, eventualmente dejándola inutilizable para el crecimiento de ningún tipo. Esto puede ser mitigado a través de la aplicación de nutrientes adicionales, que aumentan el costo, o la rotación de cultivos de lixiviación y restauración de nitrógeno por cada temporada de crecimiento. El maíz y los granos de soya son un ejemplo de dos cultivos complementarios, que pueden ser rotados para preservar la tierra.

Ventajas: Efectividad en cuanto a costos

Los agroquímicos tradicionales de un solo nutriente, como el amoníaco anhidro, vienen con precios bajos cuando se comparan con alternativas derivadas naturalmente. No obstante, los problemas con los desequilibrios de la tierra podría requerir la aplicación de distintos nutrientes, llevando el costo al rango de algunas de las opciones no químicas.

Desventaja: Toxicidad y regulación

Muchos agroquímicos son altamente peligrosos para los seres humanos y los animales en sus formas concentradas. Por ejemplo, el amoníaco en bajas concentraciones suele ser inofensivo para los seres humanos, pero las altas concentraciones de un fertilizante gaseoso de amoníaco anhidro pueden fluir por grandes distancias y ser fatales. Estos fertilizantes suelen estar regulados por entidades estatales y federales en su uso y almacenamiento, requiriendo equipamiento y capacitación especializados.

Amigo agricultor, sí usted tiene alguna duda sobre el uso de agroquímicos en sus cultivos, primeramente busque la asesoría de un profesional en la materia, permítanos poner a su disposición una amplia gama de servicios a través de nuestros asesores técnicos SACSA llamando al teléfono (672) 727 1221 o visitando nuestras instalaciones en Carretera. J. Aldama No. 1620 Poniente en Navolato, Sinaloa, México.

Nosotros nos ocupamos de todo. Usted tranquilo.

Los comentarios están cerrados.